Una vez pasada por esta etapa de maduración los quesos pasan a la sala del empaquado, y para cada queso existe un empaque individual. Ya que nuestras formas y tamaños varean de un queso a otro.

Una vez empaquados pasan a una camara de conservación, para conservar la calidad.